Problemas comunes en nuestras cejas y soluciones.

Buenos días!


Hoy os traigo un post que os va a aclarar muchas cuestiones acerca de vuestras cejas. Cuando acudís a mi estudio, o me solicitáis información tenéis muchas preguntas y hoy quiero aclarar algunas de las más comunes. Sobretodo este post está pensado para todas las que tenemos cejas "conflicitivas" y que en algún momento hemos pensado que ya no tienen solución.


¿cicatrices en las cejas? ¿depiladas hasta el extremo? ¿no me crece el pelo? ¿tengo poco pelo y no tengo las cejas definidas? ¿las tengo desigual? ¿tengo una más caída que la otra? ¿tengo una forma fea y ya no me crece pelo para cambiarla? ¿mis cejas son rebeldes y siempre están despeinadas? ¿las tengo rizadas?


Estos son algunos de los problemas más frecuentes y que, en el 99% de los casos tienes solución. Si te identificas con alguno de los problemas anteriores ¡sigue leyendo!


Cicatriz en las cejas.


Obviamente, donde hay una cicatriz no suele crecer pelo, con lo cual si la cicatriz la tenemos en la ceja nos hace una faena porque a no ser que esté muy escondida, nos va a deformar o diferenciar de la otra. La depilación en muchos casos se nos hace imposible y el baño de color para rellenar que sería lo ideal, cuando hay una cicatriz puede ser que no nos coja el color en esa zona.


La solución para este tipo de ceja no está en la ceja que tiene la cicatriz en la mayoría de los casos, está en la otra!


¿Cómo? Debemos encontrar los puntos en común que tienen ambas cejas (siii...aunque no lo parezca los hay) y trabajaremos como si la cicatriz no estuviera. Solo la tendremos en cuenta a la hora de recortar o peinar el pelo que la cubre si fuera el caso. Después, si el baño de color no ha cogido suficiente, nos ayudaremos con un lápiz de cejas y un fijador para completar y dejar perfecto el acabado. Los productos que aparecen en la foto, los que utilizo en mi estudio, son delineadores y fijadores exclusivos para cejas de Younique, ya os hablaré en próximos post de ellos. Os dejo también el enlace por si queréis más información.





Depiladas hasta el extremo.


Aquí la solución parece evidente, dejarlas crecer lo máximo posible. Pero, ¿qué pasa cuando ya no crece? ¿o crece desigual? ¿o crecen cuatro pelitos y ya está?


La solución. Cualquier pero de alrededor, por muy pelusilla que parezca, en este caso es ¡oro! La ceja, cuando has estado mucho tiempo depilándola demasiado coge "vicio". Modificar su forma, puede ser un proceso relativamente largo y más cuando apenas hay pelo, pero no es imposible!


Con el baño de color, se diseña la ceja que nos gustaría conseguir. Este baño lo que va a hacer es pigmentar ligeramente la piel. Este patrón nos va a ayudar a dejar crecer lo que podamos y poco a poco observaréis que la forma de vuestra ceja se va modificando. De nuevo, nos ayudaremos en el proceso de crecimiento con un lápiz de cejas. De este modo, nuestra ceja estará perfecta hasta que consigamos completar una buena parte con pelo. Es un proceso largo, pero el resultado merece la pena. Lo mismo pasa cuando la forma que tenemos es fea o no nos gusta. Creerme que el resultado es increíble.





Poco pelo y cejas poco definidas.


¡ Estas son mis favoritas! ¿sabéis que potencial hay en este tipo de cejas? Tenemos todo un lienzo en blanco para diseñar lo que queramos!


Solución. Marcamos con el baño de color la forma perfecta y depilamos alrededor ¡Tachán! jamás hubieras pensado que entre esa confusión de pelillos pudiera esconderse una ceja de revista!




Desiguales, ceja caída o más levantada una que otra.


No hay problema, de hecho nadie tenemos las cejas iguales. Recordad que las cejas son hermanas, ¡pero no gemelas!


La solución está en, a la hora de hacer el diseño, buscar los puntos en común de una y la otra. Estamos de acuerdo en que si una la tenemos caída y la otra nos gusta mucho su forma, no vamos a estropear la "bonita" para igualarla con la "fea" pero si podemos encontrar un punto medio para que estén lo más similares posible. Aunque una te guste mucho se trata de "armonizar" la mirada con ambas.



Cejas rebeldes, despeinadas, rizadas...


Muy muy muy común aunque creamos lo contrario. Estas cejas, se caracterizan porque el nacimiento del pelo dentro de la misma ceja puede ser diferente de una parte a la otra. Puede nacer hacia arriba en el inicio, hacia abajo en el medio y no sé...por decir algo, recto en el final de la ceja.


Solución, seleccionar minuiciosamente cada pelo que se retira. Muchas veces, ese pelo que asoma hacia abajo nace del mismísimo interior de la ceja. Se trata de buscar, separar y bien cortar o eliminar ese pelo en cuestión. Nunca debemos forzar el nacimiento del pelo, es antinatural y además es imposible! Debemos respetar la dirección en la que va, solo le pondremos un límite para que no se salga ni asome fuera de el diseño que previamente hemos trazado. Cuando tu ceja está rizada, larga y demás, la clave está en el recorte. Utilizaremos también fijador para mantenerlas peinadas.

Espero que os haya gustado este post y si alguna tiene este tipo de cejas o conoce a alguien que "lo sufra" ya sabéis que tienen solución! Podéis poneros en contacto conmigo para resolver cualquier duda que tengáis y podéis pedir cita rellenando el formulario de contacto o a través de las redes sociales.

Existen mil tipos de cejas, y en Noelia Silveira Studio las conocemos todas!

Un beso enorme y gracias por seguir ahí! Hasta el próximo!

2712 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo